¿Para qué ser un asesino serial?

Sé muy bien que tantas películas, series y libros han convertido la figura del asesino en un objeto de culto, asombro, fascinación y admiración, o por lo menos en un faro de morbo que no es fácil dejar de ver; pero ¿es realmente esta figura demente, este monstruo sediento de sangre y lleno de mórbidas obsesiones, digno de tanta atención?

Personalmente creo que, aunque se lleva todos los reflectores, la del asesino serial es una figura que, además de romantizada, no lleva al máximo su potencial… es decir, es en realidad una figura hundida en su propia mediocridad y que difícilmente puede llegar más allá de su horizonte.

Por supuesto existen figuras que tienen ideales sublimes y que para llegar a ellos son capaces de todo, un ejemplo que  incluso a mí me parece genial es el del Joker, cuyo carácter se expone de manera inigualable en la película The Dark Knigth, al grado de convertirse en el verdadero protagonista; todos iban para ver las cosas que él hacía y está claro que sus acciones iban más allá de los asesinatos, precisamente porque él trataba de enviar un mensaje… pero no se dejen seducir por esa bella sonrisa, pues aunque resulte obvio decirlo, la verdad es que personajes como el Joker no son más que eso… personajes, son ficción que poco tienen en común con la realidad.

Por otra parte, en la realidad, tenemos a quien quizá es el asesino más famoso: Charles Manson, pero lo que no se sabe es que todo su trastorno seguramente tiene origen en haber sido un niño sin amor y no deseado de una prostituta de 17 años, que estaba expuesto al alcohol, drogas y abusos… y sobra decir que si existe una persona que quiera imitar o que admire esta situación, seguramente estará tan mal mentalmente que es probable que haya pasado por situaciones similares. Otros asesinos famosos tampoco se desarrollaron en los más sanos de los entornos: John Wayne Gacy era golpeado por un padre alcohólico que lo tachaba de puto, David Berkowits fue abandonado por su madre biológica, luego la muerte de su madre adoptiva y los frecuentes fracasos con las mujeres lo llevaron a la espiral de odio que marcaría su vida.

asesinos-seriales-diapositivas-3-638.jpg

Sin embargo, no todo es definido por la infancia: yo personalmente creo que echarle la culpa de nuestros comportamientos a los traumas de la niñez y a la mala educación de los padres es una visión muy simplista, y como muestra tenemos a Jeffrey Dahmer, a quien sus padres siempre educaron con amor y trataron de darle lo mejor y aún así, años después, mataba a sus víctimas para luego cogérselas (fantasía que había tenido desde los catorce años) y finalmente desmembrarlas y enterrarlas… años más tarde, cuando fue sentenciado a casi mil años de prisión, dijo que sus crímenes nunca fueron por odio, que estaba enfermo o poseído, o quizá ambos, y expresó que la sentencia le parecía bien porque nunca quiso ser libre y quería morir. ¡Nunca quiso ser libre y quería morir!, no sé ustedes, pero para mí no existe un ser humano más pusilánime que aquel a quien no le interesan sus derechos más básicos; no entiendo cómo alguien puede admirar tan asquerosa figura.

Muchos de los asesinos que ya hemos visto tenían motivos de odio para cometer sus crímenes: en el caso de Manson, su frustrada carrera de músico y los malos tratos de productores y disqueras hicieron que odiara a la gente de dinero (como se puede ver claramente por las víctimas que su “familia” mató bajo sus órdenes) y, como ya hemos visto, John Gacy desarrolló un poderoso odio contra las mujeres por su vida de rechazos. En fin, a lo que quiero llegar con todo esto es que su odio, poderosa herramienta, estaba tontamente enfocado porque, a fin de cuentas, dirigirlo hacia un grupo particular de personas es un acto que encuentro muy discriminatorio, es decir, ¿acaso no somos todos iguales? ¿Por qué enfocarse en unos cuantos si hay todo un mundo lleno de gente que odiar y todos son igualmente despreciables? Este odio mal enfocado es tan estúpido que sega su libertad de acción y hace que sus actos más remarcables, aquellos que los definen, los asesinatos, sean muy limitados. Éste es el punto importante cuando digo que los asesinos seriales son seres en realidad mediocres, muy inflados y sobrevalorados.

Ése es el porqué definitivamente jamás recomendaría ser un asesino en serie, pues jamás recomendaría a nadie ser mediocre; y si bien es cierto que se ganarían el temor de la gente por matar a algunas personas, creo que sería mucho mejor explotar este punto a su máxima expresión, ya que si se quiere acabar con la vida de muchos, sería mejor aspirar a hacerse con un puesto político alto y organizar una campaña de autodefensa contra el terrorismo y de esa manera causar la muerte de miles y miles de personas; mucha gente diría que usted lo hace por intereses económicos, incluso habría quien defienda su postura aguerridamente, pero nadie sospecharía la verdad de sus razones. Por otro lado, si usted no se encuentra en un país con esas posibilidades bélicas, bien puede, una vez alcanzado el poder, comenzar una guerra intestina contra… no sé, el narcotráfico; quizá de esa manera llevaría a la tumba a más de esas despreciables y odiadas personas que todos los asesinos seriales juntos y, nuevamente, nadie sabría cuáles son sus verdaderas razones. Así, luego de cumplido este maravilloso plan, en lugar de ser un pobre diablo que se pudre en una prisión asquerosa, sería una persona muy rica, respetada por muchos (y odiada por muchos más) que anda libremente por donde le da la gana, puede disfrutar de espectáculos como la Fórmula 1, o hacer lo que se le dé la gana… incluso podría impulsar la carrera política de su esposa para volver a tocar el poder; pero que en el fondo sabría perfectamente que en sus manos lleva más sangre que la que muchos pueden siquiera imaginar.

efecto-presiso.jpg

Así que: ¿por qué ser un asesino serial?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s