Al haber ganado los dos… la picardía que no puede faltar

Sí están acá seguro es porque les gustó mucho la introducción del encabezado o al menos le llamó la atención, ¿y cómo no? si hay algo que caracteriza al mexicano es su léxico picoso, tenemos una lengua muy rica, así que, ¿por qué no usarlo para llamar la atención y causar más impresiones en los espectadores? Si al mexicano le gusta el picante hay que darle chile doblado, subtitulado y hasta en 3-D, y por eso mismo en este artículo me tomaré la libertad de hablar con un lenguaje ad hoc, porque el tema así lo requiere.

El último ejemplo de publicidad que juega con este doble sentido y que llamó mi atención fue el comercial de Dodge Attittud, y si mira con cuidado los comentarios del video en youtube, podrá comprobar que yo no soy el único. La trama del comercial se desarrolla en un concurso tipo 100 mexicanos dijeron, en el que dos equipos de familias compiten para ganar el auto enumerando sus muchas ventajas, todas las participaciones tienen un claro doble sentido y son tantas que el conductor, Jaime Cosecho, termina hartándose y dice la frase en cuestión “Al haber ganado los dos”.

efecto_cafeina_alhaber.png

Cuando ves el comercial completo se entiende mejor el propósito del mismo y comprendes el chiste completo, desafortunadamente en su versión televisada fue recortado y cuando escuchamos la frase en cuestión salta mucho y pareciera ser un accidente o el descuido de alguien que terminó como un “a la verga” mal disfrazada que se antoja gratuita… bueno al menos hasta donde he escuchado.

Por supuesto, el comercial cumple con la función de llamar la atención, eso no lo negaré, pero hay algo que no me acaba de convencer y es que la idea del concurso es muy teta, todo el doble sentido es demasiado evidente y “la verga” es muy obvia, lo que para los puristas y persignados es soez y para los albureros finos termina siendo de mal gusto. Lo repito hasta que le entre bien en mente: el  comercial cumple y eso nadie lo niega, tanto llama la atención que aquí estoy yo escribiendo sobre él, pero con ese pequeño comentario de que bien pudo haberse afinado, porque el buen albur y el buen doble sentido son algo fino algo que, al chile, pocos agarran y disfrutan… por eso, de manera personal, casi hubiera preferido que todo se hubiera tratado de un error, porque al menos así hubiera sido un humor involuntario que nos hace reír genuinamente.

Para finalizar y ejemplificar el humor involuntario que generan los errores les dejaré estas dos imágenes en las que las marcas terminan haciendo el ridículo y al mismo tiempo sacan una sonrisa:

efecto_cafeina_lechita.jpg

Y la moraleja que nos enseña Santa Clara es que quien se ahorra al corrector se lleva el sabor de mi lechita en su boca…

efecto_cafeina_endulcemos.jpg

Lo más garrafal en este caso no es que las rayas sobre la “l” puedan simular un asterisco… sino que sigan escribiendo “yoghurt”, qué falta de buen gusto.

Eso es todo amigos, compartan si les agradó y recuerden que puedes leer más de Esloganería en el link.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s