Facebook: el monstruo de las mil millones de cabezas

¿Cómo funciona Facebook?

La primera impresión de Facebook es que se trata de una red social en la que uno sube fotos de su comida, del café que compra, de las metas que alcanza y de los pensamientos que se tiene en una incansable búsqueda por más y más likes… y en efecto es eso y mucho más.

Esta plataforma creada por el ahora célebre Mark Zuckerberg, fue ideada para que los universitarios se mantuvieran en contacto y pudieran compartir información fácilmente, pero se expandió rápidamente como una pandemia, hasta tal punto que actualmente Facebook cuenta con más de 1 500 millones de usuarios, lo que quiere decir que prácticamente 1 de cada cuatro personas en el mundo ha abierto una cuenta y que si esto se tratara de un virus mortal, la humanidad ya estaría condenada.

efecto_cafeina_mark.jpg

Pero, ¿cómo funciona Facebook? Muy simple, creas una cuenta y buscas a tus contactos, es muy probable encuentras a toda la gente que has conocido en cuestión de unos cuantos clics, y comienzas a comunicarte con todos ellos… tal vez te pongas en contacto con un montón de gente que en realidad no conozcas, pero qué más da, así el es Face.

La historia podría quedarse hasta ahí… si aún estuviéramos en 2005, pero los años pasaron, la audiencia creció,  y gente importante se dio cuenta del gran potencial de venta y audiencia que este monstruo de mil millones de cabezas tenía, así que las marcas comenzaron difundirse por este medio y hoy en día una marca no es importante si no tiene presencia en esta red social.

Pero también es importante mencionar que el tipo de marketing que se hace aquí es un poco diferente del que se conocía anteriormente, ya que este medio permite una gran retroalimentación y, si bien sigue siendo útil como un espacio de promoción para “venderse”, la verdadera manera como funciona el marketing en FB es mediante la venta de contenido más que de producto, pues este espacio es apropiado para fomentar el posicionamiento de una marca y acrecentar la lealtad de los consumidores, pues los clientes que estaban acostumbrados a ver a las marcas como monolitos gigantescos e inalcanzables se dan cuenta de que sus voces pueden ser escuchadas, atendidas… y un cliente bien atendido es un cliente que regresará y comprará de nuevo, eso es básico.

efecto_cafeina_evolución.jpg

De esta manera es cómo un nuevo medio con nuevas posibilidades crea una nueva forma de publicidad, que en lugar de enfocarse en el producto y la calidad, se centra en el mensaje, en la responsabilidad, en quedar bien socialmente para ser apreciada, más que como un producto, como una idea, como un concepto y una filosofía, y yo creo que eso está muy bien en un sentido mercadológico, porque un producto se consume y se tira el envoltorio, pero una idea se queda en la cabeza y muchas veces se contagia.

Finalmente, hay que decir que Facebook, no es ninguna inocente palomita, pues al final de cuentas y como todo monstruo corporativo tiene que lucrar, así que esta plataforma es un diablo que, a cambio de la posibilidad de posicionamiento instantáneo, se come la autoría de todo lo que sea publicado y lo usa como mejor le plazca… ¿o acaso creías que Zuckerberg se hizo rico firmando cheques y regalando espacios publicitarios?

En fin, para la gente normal, de a pie, Facebook es y será una gran herramienta para perder el tiempo en lo que dan las 6 de la tarde… una vez dicho esto ¿Podría regalarme un Like?

efecto_cafeína_ facebook.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s