Sin dios ni amo: ¡Carajo sí!, trafiquemos con amor, la idea de Kate del Castillo

Está bajo investigación la conocida actriz Kate del Castillo debido a que sostuvo cierta comunicación con Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo, lo cierto es que una carta logró que hasta el actor Sean Penn se echara unos tequilazos con el narcotraficante, cosa que después resultaría en la detención del conocido capo. Es por eso que me centraré en ese escrito de Kate del Castilo porque me resulta increíblemente lúcido y transgresor:

efectocafeina carta de Kate del castillo.jpg

“Hoy quiero decir lo que pienso y pues al que le acomode bien. Hoy 2012 me divierto más. Escucho más la música que me gusta como @ChavelaVargas @manuchao @Calle13Oficial @BuikaMusic leo @lydiacachosi # Galeano # sabines # Neruda # carlosfuentes y dejo de escuchar a los políticos. Y es que ya me cansé de hacer lo que no quiero. Muchas veces he sido feliz pero no me di cuenta. Amo. Me amo.

No creo en la manipulación, me tiene adormecida. El gobierno. La religión. La política. Los medios. La sociedad. La suciedad. Los que me juzgan y señalan pero también me exigen y me aplauden. No creo en el matrimonio, creo en el amor. No creo en la idea de que DEBO estar con alguien por el resto de mi vida, eso sólo me crea culpa e  infelicidad cuando he fracasado, de hecho, no creo en el fracaso, creo en salir adelante, en tomar decisiones buenas o malas, creo en cambiar de opinión tan seguido como sea necesario. Añoro la primera vez de todo. Por eso creo que no importa cuanto ame a mi pareja necesito sentir eso que se siente las primeras veces en el estómago y que te recorre todo el cuerpo, no importa cuanto lo ame o que tan bello sea, necesito esa sensación a la cual soy adicta. Todos lo añoramos pero no nos atrevemos a decirlo. No será que las relaciones deberían de durar hasta que “eso” se acaba?

No creo en la monogamia, creo en la lealtad, en mis sensaciones, en lo que siento y dejo sentir a mi cuerpo. No creo en el castigo ni en el pecado, no creo en como crecí creyendo que todo era pecado, hasta mi cuerpo, de hecho no creo en como la Biblia nos manipula en algunos de sus pasajes (los cuales seguro leyó Peña Nieto) para tener remordimientos, culpa y sobre todo MIEDO. Es más, no creo en nada que haya sido hecho por el hombre que me haga sentir perversa, que me haga sentir menos, culpable o avergonzada de mi sexualidad.

No creo en la Iglesia y en cualquier caso, no creo en la religión, pero si creo en Dios puesto que lo veo en mis ojos a través del espejo todos los días. No creo en las enfermedades porque he aprendido como sus curas me han sido negadas, escondidas. No creo en ninguna institución o ley que se dedican a aterrorizarme y quitarme mi dinero. No creo en el Papa ni en el Vaticano con todo y su riqueza como tampoco creo en los sacerdotes ya que creo que el ser humano debe disfrutar del amor carnal, del sexo y de preferencia sin esconderse ni lastimando a nadie. Nací desnuda sin leyes ni religión, esas las creó el hombre, como la Biblia y tengo la ligera sospecha de que se la inventaron sólo para seguir la manipulación y lucrar a favor de unos cuantos. Creo en lo que siento y es por eso que creo en el miedo, me mantiene alerta, todo lo que experimente con mis 5 sentidos es lo que importa, lo que es real.

No creo en la sociedad ya que me ha hecho sentir avergonzada de quien soy, incompleta, pero es un hecho de que trato con todas mis ganas de entenderla y vivir en paz dentro de ella. Creo en mi y en mi única verdad, por que soy con quien tengo que lidiar cada segundo, aparte de mi, creo que no creo… No creo en juzgar ya que sólo yo soy responsable de mi actuar y me faltaría vida. No creo en la moral ya que varía enormemente entre el ser humano, creo en lo que me hace sentir bien o mal de mi misma para poder ir a dormir tranquila pero no en lo que la sociedad quiere hacerme sentir. Creo en el bien. Creo, a pesar de todo lo que acabo de escribir, en la raza humana, por que amo, odio, me arrepiento, me equivoco, lastimo, ayudo, siento, “fracaso”, lloro, sufro, envidio, tengo dolores profundos, tengo sexo, tengo sueños, fantasías, deseos, pido ayuda, recibo, doy, lucho, salgo adelante, me olvido, me enfurezco, me río, espero, soy paciente, soy impaciente, aguanto…estoy viva y por eso agradezco a Dios todos los días, por ser quien soy, bien o mal.

Hoy creo más en el Chapo Guzmán que en los gobiernos que me esconden verdades aunque sean dolorosas, quienes esconden la cura para el cáncer, el sida, etc. para su propio beneficio y riqueza. SR. CHAPO, NO ESTARIA PADRE QUE EMPEZARA A TRAFICAR CON EL BIEN? CON LAS CURAS PARA LAS ENFERMEDADES, CON COMIDA PARA LOS NIÑOS DE LA CALLE, CON ALCOHOL PARA LOS ASILOS DE ANSIANOS QUE NO LOS DEJAN PASAR SUS ULTIMOS AÑOS HACIENDO LO QUE SE LES PEGUE LA REVERENDA CHINGADA, CON TRAFICAR CON POLITICOS CORRUPTOS Y NO CON MUJERES Y NIÑOS QUE TERMINAN COMO ESCLAVOS? CON QUEMAR TODOS ESOS “PUTEROS” DONDE LA MUJER NO VALE MAS QUE UNA CAJETILLA DE CIGARROS, SIN OFERTA NO HAY DEMANDA, ANIMESE DON, SERIA USTED EL HEROE DE HEROES, TRAFIQUEMOS CON AMOR, USTED SABE COMO.

“La vida es un negocio, lo único que cambia es la mercancía” que no?-no a la culpa -no al remordimiento -no a la vergüenza-no a la impunidad -no a las diferencias raciales -no a la política-no a la religión -no a señalar -no al silencio -no a la corrupción -no al enriquecimiento ilícito -no a coartar nuestros sueños -no más sangre -si a la vida los quiero,

Kate”.

efecto - kate del castillo.jpg

“Y es que ya me cansé de hacer lo que no quiero”
Muchos de nosotros tenemos trabajos que no nos gustan, obligaciones molestas, cuántas cosas hacemos sin querer porque debemos hacerlas, en las cosas que dice la gente, en la censura y la autocensura; en el poder de los medios, el gobierno, la opinión de todos y de nadie. Cuántas veces oímos los mismos comentarios, hasta parece que podemos adelantarnos al juicio de ciertas personas que están ahí para distraernos de lo importante, para vendernos cosas que no necesitamos o darnos información que no queremos. Están ahí para que olvidemos nuestra capacidad de sentir, de amar y relacionarnos, si bien pudieran haber sido los heraldos negros, son más bien grises, entes apagados como la música popera del diario y los programas vacíos de la televisión. Cuántos estamos cansados de hacer lo que no queremos y tenemos miedo de dejar el trabajo porque no podríamos pagar nuestras vidas: si trabajas para pagar la renta, mejor vende chicles y si es en el metro mejor, verás que sí te alcanza y hasta te sobra.

“No creo en el Papa ni en el Vaticano con todo y su riqueza”

Hicimos de nuestro Dios el dinero, nuestra razón de ser, de existir, olvidamos lo valiosas que son algunas personas y lo detestables que pueden ser otras; nos sentimos jueces sin darnos cuenta de que también somos parte, que aplastamos con nuestros juicios a cualquiera sin saber que cargamos con más errores de los que queremos reconocer. ¿Por qué sentirse culpable de gozar la vida?, ¿por qué separar a las mujeres de los hombres en el transporte?, ¿por qué creer que somos todavía animales y separarnos por colores? Nada tiene sentido, si le dan una macana a un mono se volverá el rey de la colina, si se la dan a un tuerto en medio de los ciegos será rey; qué pasaría si no le dieran la macana a nadie y cada quien hiciera su ley: es un concepto anarquista, pero no sólo de gobierno sino también moral. Dejemos de sentirnos culpables y de no disfrutar, dejemos de tener dobles morales y mentirnos a nosotros mismos; empecemos a ser nosotros.

¿Se puede traficar amor señor Guzmán Loera?

En un reciente vídeo, donde le manda un mensaje a los mexicanos afirma que él no es el problema, el problema es Estados Unidos que exige la mercancía, es el gobierno mexicano que se queda con millones de dólares por pasar las drogas y que finge atraparlo cada 10 años.

En realidad ya vivimos una anarquía sucia con nuestro gobierno corrupto, pero, ¿por qué no empezamos a ser anarquistas morales y comenzamos a resignificar nuestras vidas? ¿Quién nos dice que tal vez, en algunos siglos este cambio de actitud germine y puede ser que la gente empiece a ser más feliz?

Haz clic para leer otro capítulo de la Chapinovela: episodio 2, episodio 3

2 comentarios en “Sin dios ni amo: ¡Carajo sí!, trafiquemos con amor, la idea de Kate del Castillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s