¿Crimen y castigo? Acapulco, el faro de los pederastas

 

Un hombre canadiense en Acapulco paga a los padres de unas niñas para poder tocarlas y besarlas. Es visto y grabado por alguien que se da cuenta, y posteriormente es denunciado. Los agentes de la policía lo arrestan. Unos días después se da a conocer que el hombre puede salir libre con una fianza de 50 mil pesos ya que la ley del estado no considera un crimen grave el hecho de besar a unas pequeñas, lo cual genera gran controversia en las redes sociales y en los noticieros. Gran parte de los lectores de la nota opinaron que este hecho era reprobable y que se debería castigar más fuertemente al abusador.

Pederasta.jpg

¿Cuáles son los crímenes y los castigos de este hombre según los comentarios en redes sociales? Hay varias posibilidades dependiendo el grado de severidad que implica el castigo y del punto de vista de cada una de las personas. Para algunos, el crimen es ser dejarse grabar sin darse cuenta. Estos comentarios se resumen en un simple argumento “  Qué pendejo, para que lo hace a pleno día y enfrente de una patrulla”. Para otras personas, es un abusador sexual y un pedófilo, así lo muestran calificativos como “degenerado, pervertido, sucio, pinche viejo asqueroso”. Sin embargo ninguno de los comentarios de Facebook, ya sea por ignorancia o cualquier otra razón, señaló que el crimen era la trata de personas.

Ahora, señalado el crimen ¿cuáles debieran ser los castigos para este sujeto? También hay varias opciones expresadas en las redes sociales y que comento a continuación: 1) El castigo divino que dice que el malhechor irá al infierno por sus pecados cometidos en la tierra, en este caso, la lujuria. 2) El castigo social, que implica encarcelarlo primero para que los presos lo violen y abusen de él como el abusó de las infantes. 3) la justicia a mano propia, es decir, “vender todo para comprar un arma y matar al hijo de puta” 4) el castigo que dicte la ley. Sobre este último, parece insuficiente una multa de 50 mil pesos, también parece insuficiente la el arresto o la deportación. ¿Dónde queda la justicia cuando la ley no es lo suficientemente fuerte? Sin duda el castigo social y el castigo por mano propia sustituyen las deficiencias de la ley. Sobre todo porque esto no es más que la punta del iceberg, pues la pederastia y la prostitución en Acapulco se han vuelto tan comunes que ya ni siquiera se llevan a cabo a escondidas

efectocafeina_prostinf.jpg

Por último, ¿habría también que castigar a los padres? Según la Ley de Trata de Personas, sí cualquier persona involucrada debe ser castigada, tanto el que solicita como el que oferta. Sin embargo hasta ahora no se ha ninguna mención hacia los padres, quedan ausentes en el discurso público, por lo tanto, fuera de culpa.

 

Caín Árias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s