Trump amenaza, Peña tira su muñeca

En las redes flota una cita del fallecido Carl Sagan, probablemente una de las personas más inteligentes que ha nacido sobre la tierra, que dice de la siguiente manera:

“I have a foreboding of an America in my children’s or grandchildren’s time — when the United States is a service and information economy; when nearly all the manufacturing industries have slipped away to other countries; when awesome technological powers are in the hands of a very few, and no one representing the public interest can even grasp the issues; when the people have lost the ability to set their own agendas or knowledgeably question those in authority; when, clutching our crystals and nervously consulting our horoscopes, our critical faculties in decline, unable to distinguish between what feels good and what’s true, we slide, almost without noticing, back into superstition and darkness…”
Tengo el presentimiento de una América en el tiempo de mis hijos o nietos, cuando los Estados Unidos sean de servicio e información económica, cuando casi todas las industrias manufactureras estén establecidas en otros países; cuando los impresionantes poderes tecnológicos estén en manos de unos cuantos y ninguno de los representantes de los intereses públicos resuelva los problemas; cuando la gente pierda la habilidad de programar sus propias agendas o de cuestionar a las autoridades con conocimiento de causa; cuando presionemos desesperadamente nuestros cristales y consultemos nerviosamente nuestros horóscopos, cuando nuestras facultades críticas fallen y seamos incapaces de distinguir entre lo que se siente bien y lo que es verdadero, nos sumergiremos de nuevo, casi sin darnos cuenta, en la superstición y la oscuridad…”

carl-sagan

¿Qué quiere decir esto? Que el demonio que era Peña Nieto diciéndonos que nos alza el precio de las gasolinas por nuestro bien, el mismo que supuestamente desapareció a los 43 estudiantes, el que ha tenido múltiples problemas, metidas de pata y cagadas internacionales, serias omisiones, abusos de poder, sospechas de asesinato, presunto retraso mental y un largo etcétera; ahora se ha convertido en un pinche superhéroe por decir: “México no pagará el muro”, Trump ha amenazado con cortar lazos comerciales o imponer el 20 % de impuesto a los productos nacionales en el país del norte y renegociar el TLC del que Canadá ya nos dejó solos como niños regañados.

Esto va más allá de pagar o no el muro, las palabras del demente copetón y del calvo con bisoñé son altamente lamentables, parecen un juego de niños donde se pelean por un juguete y no les importa romper las ventanas o los jarrones caros de la casa. Un país es más que dos personas, un tipo que llegó al poder con menos votos que Hilary y un gran desprecio por parte de la población por la sarta de estupideces que salen de su horrenda boca, y un tipo que llegó con un hermoso traje, los bolsillos llenos de dinero y el cerebro vacío no pueden ser toda la población, ni siquiera pueden representarla; personas tan lamentables no deben llevar países y mucho menos deben decidir su destino, a veces hay que ignorar a la mayoría por su propio bien.

Vivimos en una oligarquía como los griegos, una mero democracia simulada igualito que los chinos, donde se hacen trampas a toda luz y nadie dice nada, ¿por qué debemos comernos las mentiras y tragar estúpidas desiciones movidas por un par de imbéciles y una caterva de empresarios corruptos, de personas como Carlos Slim a quien le pertenece el centro histórico porque lo consiguió a bola de billetazos, de los presidentes de Pemex y otras personas del círculo secreto que mueve los hilos del país, que le está jalando los hilos del copete a su marioneta favorita? ¿Por qué?

epn-y-cs

Como dice Carl Sagán, estamos tan empecinados con nuestros celulares viviendo vidas estúpidas dictadas por los de arriba, movidos por intereses tontos basados en conseguir dinero y cosas que no necesitamos porque eso define nuestro “estilo de vida”. Realmente estamos en un tiempo de oscuridad de estupidez generalizada de contenidos virales sin ningún valor, el internet tiene un poder tan enorme que sólo pocos conocemos, los que sabemos buscar más allá de las redes sociales. Volvamos a tener un pensamiento crítico, dejemos los celulares y los videos tontos que justifican nuestras vidas y nuestras existencias como un instante de risas entre una realidad que se desmorona  y volvamos a ver el cielo que nuestros antepasados vieron y crearon cosas hermosas que ahora parece han hecho involucionar al ser humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s