#SiMeMatan que no quede impune

Debajo de la autonomía universitaria ocurren actos criminales y deleznables que se cobijan con la impunidad, ya que debido a que la policía no entra, esta zona se ha vuelto un lugar sin ley, una zona de tolerancia donde ocurren cosas que no deberían: asaltos, violaciones, homicidios y por si fuera poco, opera un submundo de drogas y alcohol. De todos es sabido que la insigne Ciudad Universitaria es habitada por parásitos que viven en el auditorio Justo Sierra sin pagar renta y hacen de este recinto un lugar de vicio y depravación; ahí dentro viven personas que no son universitarias, lucran con el edificio y nadie hace nada ni tiene el coraje o como mejor decía la abuela, el valor civil, para sacarlos y extirpar este cáncer que carcome la máxima casa de estudios.

El caso más reciente es el del cadáver encontrado de la joven cuyo novio la fue a reconocer en estado de ebriedad después de una pelea de borrachos en la Universidad a las 4 de la mañana; si bien es cierto que la Procuraduría quiere que este caso sea un suicidio de una drogadicta desvergonzada, las circunstancias anormales y la forma en que han ocurrido las cosas hacen pensar que el acontecimiento fue un posible homicidio más que una mujer quitándose la vida. Sinceramente, este caso ha hecho mucho revuelo porque el supuesto novio dijo que era lesbiana y estaban alcoholizándose en un lugar público; sin embargo, muchas mujeres mueren todos los días, sacan cadáveres del Río de los Remedios y secuestran cientos de niñas al año en el Estado de México y a nadie le importa un carajo; pero si te dicen lesbiana, la gente se enardece, hace marchas, habla de feminicidios, nacen hashtags. En mi opinión hay zonas para morirse al parecer, porque una simple muerta en CU detona el odio el rechazo y remueve conciencias sólo porque le dijeron Lesby mientras que en glorioso Estado de México una ola de muerte sacude a las mujeres, un alud de sangre cubre el país y a nosotros se nos ocurre para resolver el problema hacer marchas inútiles por una simple cuestión de homofobia. Ya es hora de que empecemos a ser maduros y asumamos una posición de repudio permanente, de que dejemos de preocuparnos por lo que hicieron los muertos en sus vidas privadas, de escudarnos en el machismo o en el feminismo para hablar, no somos una minoría que debe ser tratada de modo especial ni llamarle feminicidio a la muerte de una mujer, un homicidio es un homicidio sin importar el género, cortar una vida causa el mismo dolor para sus seres queridos. Si la PGR dice que se suicidó por lesbiana, no quieran que respeten por lesbiana, lo sea o no; no tiene la menor relevancia, homicidio, suicidio o lo que haya sido la ley debe cumplirse igual para todos porque nadie tiene el derecho de cortar vidas. Solamente queda advertir a la población que habrá marchas, hasta que se sature la ciudad ya de por sí convulsionada por el tráfico y a pagar todos por uno.

#SiMeMatan no digan que era hombre o mujer, digan que fui humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s