¿Cuándo debo tomar complementos alimenticios?

Existen muchas dudas referentes a los complementos alimenticios, hay muchas cosas que necesitas saber antes de empezar a consumirlos y lo más importante debes conocer si en verdad los necesitas, para comenzar lo primero que debes conocer es que como el nombre lo indica son complementos no sustitutos y lo que complementan en general es tu dieta diaria.

Dependiendo tu ingesta diaria de minerales, vitaminas, fibras, nutrientes, proteínas y grasas, entre otras sustancias, sería prudente que acudieras con un experto que sea el que pueda aconsejarte a cual complemento deberías recurrir.

Existen reglas sobre cómo se deben consumir los complementos alimenticios, primero debes saber que en el mercado existen un sinfín de marcas y solo unas pocas son las que en realidad funcionan; ten especial atención en los que llevan como slogan “sin efectos secundarios por ser de origen natural”, evita tomar cualquier complemento en exceso, ten en cuenta que estos no sustituyen de ninguna manera a los medicamentos que pudieras estar llegando a tomar y lo más importante asegúrate de estar tomando un complemento alimenticio que en serio funcione.

Ahora bien, dentro de la gran variedad de marcas, también debes tener en cuenta el origen de los complementos alimenticios que son varios: complementos naturales, como su nombre lo indica son alimentos que integran una gran variedad de nutrientes por naturaleza, en esta categoría se puede encontrar la miel de abeja, la levadura de cerveza, aceite de hígado de pescado, etc.

Complementos de origen vegetal o animal, el nombre por si solo nos dice de donde provienen y son recomendados para personas que no alcanzan ingestas adecuadas particularmente de proteínas, aminoácidos o vitaminas como la E, A y D. Dentro de este grupo se puede encontrar el suero de leche, los aminoácidos y la carnitina.

Complementos sintéticos, su proceso se asegura en laboratorios que pueden potenciar los nutrientes que poseen, su presentación puede ser bastante variada, desde tabletas, capsulas, inyecciones o en preparados de polvo.

Todos los complementos tienen contraindicaciones independientemente si son de origen natural o algo más sintético y estás corresponden a condiciones propias del cuerpo humano como pudieran ser, personas embarazadas, en menopausia, lactancia, postparto, alguna enfermedad crónica, entre otras; es por eso que reiteramos mucho que primero acudas a un experto que basado en tu complexión física, estilo de vida, forma de alimentación y otros factores pueden determinar si eres candidato a consumir algún complemento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s